CUANDO REPARAR EL MOTOR DE MI COCHE

Para el propietario de un vehículo, quien probablemente  lo  adquirio con esfuerzo y sacrificio, siendo ademas en muchos casos  su medio de  sustento y transporte, puede ser una catástrofe  el hecho de tener que reparar el motor de su auto y en realidad si puede serlo si se toman las decisiones incorrectas.

Es de esperarse que  esta persona no tenga  mayor conocimiento de la parte funcional de un motor. Es un conductor que a lo sumo  habrá tomado un curso básico de manejo en el que le dieron información superficial sobre mecánica automotriz.

En condiciones normales de funcionamiento, con los cuidados en la conducción y un  mantenimiento adecuado, un vehículo de fabricante  reconocido, no debería comenzar a evidenciar problemas serios en su motor antes de los 200,000 kilómetros recorridos. Es importante realizar las actividades recomendadas por la fabrica tales como cambio de correa de repartición, sincronizacion periódica, limpieza de radiador, sistema de enfriamiento, etc, que hacen parte del mantenimiento preventivo y garantizan un desempeño adecuado y seguro.

Entonces;  cuales son las señales que  un individuo de las características descritas  puede recibir e interpretar con acierto,  que le permitan llegar a  decidir   que  es el momento de efectuar una intervención al motor de su coche?

Veamos:

1- CONSUMO DE ACEITE.

Es el primer signo de que algo anda mal ; un motor  no debería consumir mas de 1/4 de su nivel entre cambios ( cada 5000 a 8000 kms dependiendo del aceite que use. Sin embargo la primera acción  es  descartar que exista una perdida  del lubricante por alguna junta o por los retenedores del Cigueñal. Es importante hacer un seguimiento para verificar si el vehículo deja manchas sobre  el piso en el sitio de parqueo. Si esto no ocurre, no hay duda de que el lubricante esta ingresando a las cámaras de combustión.

2-HUMO AZUL EN EL ESCAPE.

A diferencia del humo negro, gris o blanco que indica fallas en el sistema de combustión (esto era muy común en los autos con carburador). El humo azul indica  paso de aceite a las cámaras de combustión. Este paso de aceite puede ocurrir por defecto en los cauchos de las válvulas o por desgaste o rotura de los anillos de pistón o un pistón recostado . En el primer caso implicaría cambiar los cauchos que puede ser una operación mas o menos  sencilla y no muy costosa; el segundo caso ya implica una intervención grande con desmonte y revisión total del motor.

Cabe aclarar   que este concepto es aplicable a motores a gasolina; en los motores diésel aunque existe alguna similitud en las características de los humos, no siempre se cumple esta regla.

Entre mayor y mas constante sea la expulsión de humo azul, existe mas probabilidad de que sea problema de desgaste interno en camisas y anillos de pistón.

3-RUIDOS EXTRAÑOS:

Un conductor con cierta experiencia esta familiarizado con el ruido del motor de un vehículo, mas,  si es el que lo  conduce constantemente. Un motor debe tener un sonido parejo, constante, sin golpes, silbidos ni atoros. De todas formas no siempre es fácil acertar un diagnostico basados en este evento. No sobra decir que  cualquier cambio en el ruido característico en el motor  debe ser identificado y evaluado por una persona experta, si no se le presta la oportuna y debida   atención puede terminar en una falla catastrófica.

4- PERDIDA DE POTENCIA:

Es la ultima etapa antes del colapso. La perdida de un 30% o mas de la potencia,  indica que el motor tiene serios problemas, en esta instancia es apreciable el paso de la compresión de las cámaras de combustión hacia el cárter o deposito de aceite lubricante ( es decir la presión de los gases de combustión, en lugar de aprovecharse para producir fuerza en el motor, se pasa hacia la parte inferior del mismo y trata de salirse por  cualquier orificio conectado a esta sección; en este caso por la varilla de medir el nivel)

Cuando se presuma una perdida de potencia, lo primero es verificar el buen funcionamiento  del sistema de inyección ( que el vehículo esté  bien sincronizado)  en especial si no se evidencia otra señal de falla del motor.

Como se detecta  una perdida de potencia? : Si en la rutina  de conducción se nota  que en las pendientes se requiere  andar en una velocidad o cambio mas baja de la  que se solía hacer, las arrancadas en especial en subidas se hacen mas lentas y difíciles ; perdida de brío y agilidad al cambiar las velocidades.

Una vez identificados  uno a varios síntomas de los descritos, es preciso tomar acción inmediata.  Aquí la pregunta es a quien acudir??.

Hay varias alternativas:

1- Talleres de concesionarios de la marca del vehículo:

Son talleres de ultima generación, con personal  entrenado adecuadamente, aunque muchas veces sin la suficiente experiencia,   son partidarios de reparaciones  completas para poder garantizar su trabajo. Con el vehículo presentando  algún signo evidente de falla , el 90% de las veces su diagnostico sera de reparación general del motor, con mayor razón  si el vehículo  ha superado los 100000 kilómetros recorridos. Como ellos mismos venden los repuestos, les interesa hacer una buena venta de partes y servicios.

Muchas propietarios los utilizan mientras el carro  esta en garantía de fabrica, después escogen otras opciones.

En resumen esta es la opción mas costosa y debería ser la mas confiable aunque no siempre es así.

2- Talleres profesionales:

Se caracterizan por tener gente preparada,  son personas que comenzaron esta actividad de forma  empírica y lograron un buen desempeño y mucha  credibilidad, llegando a profesionalizar su actividad con el apoyo de gente joven y profesional;  tienen una buena infraestructura de instalaciones, equipos y herramientas de diagnostico, suelen ser cumplidos en los tiempos de entrega y ofrecen garantía de su trabajo. Son talleres que reparan casi cualquier marca de autos de gamas media y baja. Al igual que los concesionarios buscan ejecutar reparaciones completas para asegurar que la refacción sea de calidad, aunque son mas flexibles en este sentido.  No suelen vender repuestos, tienen sus proveedores y con frecuencia recomiendan al  cliente comprarlos a este. Su costo es menor que en los concesionarios, utilizan personal subcontratado de acuerdo a la demanda de trabajo.

Es una buena opción para reparar a costo justo y con buena calidad.

3- Mecánico de barrio:

Aunque suene un poco despectivo el termino utilizado, se refiere principalmente a la ubicación del lugar de atención. por lo general son empíricos, algunas veces con estudios técnicos en alguna rama relacionada o han sido empleados en concesionarios de alguna marca de vehículos. Poseen el conocimiento suficiente pero poca infraestructura para trabajar, suelen tener una clientela fija, con ellos es mas fácil realizar una reparación parcial, cambiando las partes estrictamente necesarias, con lo cual, a su vez,  se libran de cierta responsabilidad. Por esta causa el costo de la reparación puede disminuir en gran porcentaje respecto a otro tipo de taller. La calidad del trabajo no siempre es la mejor aunque no es por falta de conocimiento; a diferencia de los otros talleres  no acostumbran utilizar manuales de fabricantes para los ajustes de los diferentes componentes  que intervienen. Tampoco suelen ser muy cumplidos con los tiempos de entrega.  Aquí el principal inconveniente suele ocurrir cuando por desconocimiento del sitio se puede caer en manos de avivatos que solo buscan sacar provecho de la necesidad.  Para acudir a un sitio de estos se debe hacer por recomendación de algún conocido que pueda dar fe de la seriedad del taller.

Como recomendación final es preferible gastar algo  mas de  dinero en una reparación del motor y en general de cualquier componente, si se logra ejecutar con calidad y garantía suficiente. De otra forma  se esta expuesto a  padecer en poco tiempo un evento similar y con seguridad mucho mas costoso.

Aunque  es poco probable que un motor así este bien reparado dure los mismos kilómetros que uno original, lograr un 70% de ese tiempo es satisfactorio.