COMPRAR VEHICULO NUEVO O USADO?????

Estrenar Carro es uno de los grandes  anhelos para muchas personas, bien sea el profesional que encuentra su primer trabajo,  o aquel empleado que siempre  ha adquirido  vehiculos de segunda mano con muchos años de uso o aquel que puede cambiar su vehículo cada cierto tiempo simplemente por gusto.

A diario los concesionarios y empresas vendedoras  nos bombardean  con información  sobre las bondades y ventajas de poseer un carro ultimo modelo y ademas  brindan todas las facilidades en la parte económica para poder acceder a el.

Sin embargo dejando a un lado las razones emocionales, se deben  considerar cuatro aspectos básicos para tomar una decisión acertada :

Económico:
El solo hecho de retirar un carro del concesionario  disminuye su valor en un 10-15%.
En la actualidad cualquier  vehículo  – exceptuando los de servicio publico – tiene un excelente desempeño durante los primeros  cinco o seis años.  No quiere decir esto que luego de transcurrido este tiempo el carro  va a quedar inservible; con un buen cuidado en la conducción y mantenimiento adecuado, fácilmente  se pueden superar los 8 y hasta 10 años de uso eficiente y seguro. Transcurrido  este tiempo muchas de sus partes comienzan a fallar por lo general un componente tras otro, en periodos cortos de tiempo, lo que lleva al propietario a estar continuamente gastando dinero en mecánicos, repuestos, grúas , igualmente afecta y encarece  su  desplazamiento durante los periodos en que el carro esta fuera de servicio.
Muchas personas, especialmente los pudientes, suelen cambiar su auto a los tres o  cuatro años de uso como máximo, esto significa que estos  entran al mercado de usados con una buena vida útil remanente; lo que  puede ser una muy buena oportunidad de adquirir un buen carro a un costo mucho  menor y al que le quedan 5 o 6 años de buen uso.
También es importante analizar el precio de reventa del vehículo. Estamos acostumbrados a ver el carro como un activo – realmente no lo es- y aspiramos a recuperar esa supuesta inversión al menos en un buen porcentaje cuando vamos a venderlo, bien  sea por necesidad o para adquirir otro.

Tecnológico:
Los fabricantes continuamente introducen mejoras tecnológicas en sus vehículos,  esto se  refleja en un  mejor rendimiento, mas seguridad, confort, economía de combustible y menores niveles de contaminación. Al adquirir un usado, se esta   perdiendo el uso de esa nueva tecnología y en apariencia puede para muchas personas ser algo irrelevante, sin embargo puede llegar a ser un factor muy importante en el caso por ejemplo de un accidente.

Mecánico:
Al adquirir un carro nuevo se tiene  la certeza de su buen  estado mecánico pues el concesionario ofrece esta garantía hasta por cinco años.
Al comprar un usado así tenga poco kilometraje ( menos de 50,000), no es posible estar seguro de su estado; puede ser que haya presentado una falla en cualquier componente principal ( motor, transmisión, diferenciales, chasis, carrocería) y que no haya sido cubierto por la garantía. Ademas muchos de sus componentes menores ( embrague, sistema eléctrico, alternador, suspensión) pueden encontrarse en regular estado ( casi siempre por mala conducción o falta de mantenimiento), sin que haya sido advertido por el propietario.
Entre mayor el kilometraje mas probabilidad de que sus componentes presenten desgaste; sin embargo un carro con muchos años y poco kilometraje de igual forma nos causa  sospechas de que algo pasa con el. El promedio de recorrido  aceptable  por año podrían ser de 12000 a 20000 kilometros.

Historial:
Es  muy importante al momento de adquirir un vehículo estar seguros de su procedencia, si es importado estará amparado por una documentación  que el vendedor, en esta caso un representante de la marca ha tramitado y tiene en su poder; si es de origen local igualmente hay una tramitologia y documentación de respaldo; por esta causa  los carros particulares nuevos no deben tener inconvenientes en cuanto a su legalidad. Ademas los concesionarios son empresas  reconocidas, serias y no es común que tengan problemas en este sentido.
Con los usados el tema es bien diferente, en muchos países existen redes de trafico de vehículos robados y este mercado es propicio para que estas mafias lo aprovechen. Al momento de decidir la compra  un carro usado la primera gestión es asegurarse de su legítima procedencia.
También es importante investigar el trato que el vehículo ha recibido durante su vida; ha sido estrellado?, que tipo de mantenimiento ha recibido, que daños graves ha tenido, etc. Esta información no va a ser suministrada fácilmente por el vendedor así que debemos tener cuidado respecto a quien le  estamos comprando un carro de segunda mano.

Tips para decidir compra:

Los mejores vehículos para reventa tienen las siguientes características:
-. Son de gama media.
-. De fabricación local por lo general o en caso contrario cuentan con  una          buena red de concesionarios y servicios e incluso muchas veces tienen sus      propios  sitios para negocio de usados.
-. Son de fácil mantenimiento y reparación , sus partes de recambio son            económicas y de fácil consecución y cuentan con facilidad de  mano de            obra.
-. Tienen entre 4 y 6 años de uso  y una muy  buena reputación en cuanto a          su desempeño.

Como el mantenimiento y la conducción a la que ha estado expuesto  no son fácilmente conocidas,  es muy importante contar con la asesoría  de una persona de confianza  que conozca de vehículos en la parte mecánica y eléctrica. Esto puede acarrear un costo adicional pero asegura un buen diagnostico del estado del carro.

En cuanto  a la procedencia  del carro, se deben solicitar las revisiones y certificaciones que emite la autoridad; si hace falta contratar un experto  hay que hacerlo, es un costo menor y  puede ahorrar muchos dolores de cabeza

En la parte funcional tener en cuenta principalmente:
Inspeccionar el motor: fugas de aceite, signos de que ha sido tocado como restos de silicona en tapas, quitar tapa de llenado de aceite y observar este, medir el aceite, revisar filtro de admisión, ductos, estado de radiador, etc.
Hacer una inspección detallada  de latoneria ( esto nos da un indicio claro  de si ha sido estrellado ), tapicería, pisos, sillas, nave interior, vidrios, ajuste de puertas, levantar tapetes del piso para ver si hay corrosión, remiendos o soldaduras. Observar los cableados, farolas, sistema de encendido, estado de accesorios como aire acondicionado, elevavidrios, etc.
En prueba de conducción analizar frenado, dirección, suspensiones, funcionamiento de caja de cambios o transmisión automática, embrague si es el caso. Importante analizar ruidos extraños y vibraciones.

Seguir estas recomendaciones no garantiza que vamos a adquirir el mejor vehículo usado pero brinda un margen grande de seguridad sobre las condiciones de lo que se esta  comprando.

Si en definitiva no estas convencido en este punto de adquirir un usado, lo tuyo  es un VEHICULO  CERO KILOMETROS.