En este momento estás viendo 4 SEÑALES DE ADVERTENCIA EN UN MOTOR DIESEL

4 SEÑALES DE ADVERTENCIA EN UN MOTOR DIESEL

  • Autor de la entrada:

Antes de que se produzca una falla grave en cualquier componente de una máquina,  nos llegan señales que advierten la existencia de un problema. Puede ser un evento leve, sin embargo es conveniente atender la situación de inmediato para descartar o confirmar su severidad. Se puede considerar esta acción como parte de un plan de  MANTENIMIENTO PREVENTIVO, herramienta indispensable hoy, en cualquier  proceso productivo que involucre máquinas. En el caso de un motor diésel hay 4  señales de advertencia  claras que son:

1. CONSUMO DE ACEITE LUBRICANTE

Son varias posibilidades a considerar:

Fugas hacia el exterior del motor: La perdida de lubricante se produce por fugas detectables en puntos como:

  • Sellos del cigueñal,
  • Empaque del carter,
  • Empaques de las  tapas de válvulas,
  • Por accesorios  como compresor o bombas auxiliares, mangueras.

Su detección es fácil a simple vista, al observar derrames en el piso y en los componentes aledaños al punto de la fuga. Las reparaciones en estos casos implican el cambio de sellos y empaques y no suelen representar mayores costos de repuestos y servicios.

Cuanto es el consumo normal entre cambios de aceite en un motor diésel ??

Debe ser máximo la cuarta parte del volumen que utiliza.

Paso de lubricante hacia las cámaras de combustión: Son varias las causas: La mas sencilla ocurre al dañarse los sellos de las válvulas de admisión y escape. Aquí se produce el paso del fluido a través de las guías.  En este caso y dependiendo del tipo de motor, su recambio puede requerir el desmontaje de  culatas.  

En los motores turbo alimentados suele ocurrir la perdida del aceite por los anillos de lubricación del eje cuando presentan cierto desgaste; puede ser  algo costosa si requiere la reposición del turbo.

El evento mas complicado implica el paso de aceite  hacia las cámaras de combustión a través de la holgura entre los anillos de aceite del pistón y el cilindro. Se debe a un problema interno de desgaste de las superficies en contacto que incluso  puede causar la rotura de los anillos. El motor diésel puede funcionar cierto periodo de tiempo con este fallo, sin embargo  se caracteriza por presencia de humo gris azul en el escape siendo  notoria la perdida  de eficiencia, alta contaminación y finalmente el colapso causando graves perjuicios a los pistones que en muchos casos podrian reutilizarse. En este punto es conveniente la revisión de todos las partes internas como casquetes, bujes, cigueñal, impulsores, y un ajuste o cambio de asientos de válvulas, guías y demás.

2. PERDIDA DE PRESION  DE LUBRICACION

Situación sencilla: Problemas en la bomba de aceite o en las lineas o indicadores de lubricación ( tubos, mangueras, filtros) para descartarlo efectuar una revisión completa de este conjunto, implica si es el  caso desmontar la bomba que se ubica dentro del cárter o depósito de aceite.

La presión de lubricación óptima a régimen y a la temperatura de trabajo en cualquier motor de combustión se sitúa entre 50 – 70 P.S.I.

Situacion compleja: Puede ser una perdida de presión de lubricación repentina, o , gradual a lo largo de cierto tiempo ( un operario entrenado lo nota fácilmente) indica que hay un aumento en las tolerancias de los casquetes de biela  o bancada, en los bujes de árbol de levas y ejes auxiliares; este es un signo inequívoco de desgaste en esos componentes, y de los muñones del cigueñal y eje de levas. No es aconsejable permitir mas de un 20% de perdida de presión para evitar daños graves al cigueñal, a guías de válvulas y en general todas las partes internas que trabajan bajo lubricación. Implica la mayoría de las veces una reparación total, verificando medidas de los componentes internos y la reposición de la mayoria de componentes ( camisas, pistones, casquetes, bujes, etc).

En alguna circunstancia es posible que la presión se disminuya por viscosidad muy baja del aceite, ya sea por la escogencia errada del lubricante  o por dilución del combustible.

3. PASO DE REFRIGERANTE AL CARTER

Primera posibilidad: Puede causarse por avería del radiador o del enfriador de aceite del motor. Es la situación sencilla y su  descarte incluye la revisión y  pruebas  a  esos componentes por personal especializado. Esta reparación es  de mediano o bajo costo.

Segunda   posibilidad : Empaque de la culata averiado. El líquido ingresa a las cámaras de combustión por uno o varios cilindros en la zona donde falló el empaque.

Es factible también que una camisa de cilindro este porosa o fisurada a causa de la corrosión o por defectos de material, dejando filtrar el liquido circulante al carter.

Tercera posibilidad:  Culata averiada:  también causa paso de refrigerante; un signo claro de esta situación es la elevación de la temperatura del refrigerante al poco tiempo de funcionamiento y la formación de burbujas en el deposito de agua.

Un daño en la culata, el 99 % de las veces ocurre por recalentamiento del motor.

Algunos tipos de motor diésel en maquinaria y vehículos pesados llevan la bomba de agua acoplada al motor mediante piñón. Cuando fallan los sellos, el agua es dirigida hacia el interior contaminando todo el interior de el.

Ante todas estas  situaciones,  la revisión debe ser inmediata. No se debe operar un motor con el lubricante contaminado con liquido refrigerante.

Acción a tomar en todos los casos anteriores ( excepto caso de falla de enfriadores):  Reparación completa.

4. RUIDOS EXTRAÑOS

Desajuste de válvulas : El motor diésel y en general todos los motores de combustión , producen un ruido típico, generalmente cuando el motor esta frio, se siente  en la parte superior, sobre las tapas de válvulas. La solución es sencilla: ajustarlas a la medida correcta; esta  acción además debe ser parte de un plan  de mantenimiento preventivo .

Situaciones  mas complejas como problemas de asientos de válvulas, vástagos torcidos  o impulsores defectuosos  causan ruidos parecidos a explosiones,  humo excesivo y funcionamiento irregular

Golpe en el motor: Es  un ruido seco y fuerte causado por falla en los casquetes de biela y/o  bancada;  este evento es de alta gravedad, de no atenderse al instante  causa daños irreparables en las partes internas como cigueñal, bielas, bloque.

Al detectar ruidos extraños siempre lo recomendable es detener el motor inmediatamente e investigar.

OTRAS CAUSAS DE ALERTA

Algunas otras señales  en apariencia preocupantes, son causadas por problemas en algún  componente  externo del motor;  por ejemplo:

  • Recalentamiento del refrigerante: Indican fallas del sistema de enfriamiento ( radiador, bomba de liquido, ductos, termostato) . Son problemas menores que al no atenderse oportunamente  causan fallas catastróficas.
  • Perdida de potencia: Indican problemas en el sistema de admisión, en la inyección de combustible o por defecto del turboalimentador.

Una buena asesoría por parte de personal experto y de confianza, es la primera recomendación. Un motor con algún signo de falla, puede ser diagnosticado de forma errónea, llevando a una reparación costosa en dinero y en tiempo de producción.

Conductores de vehículos y operarios de máquinas capacitados, responsables y cuidadosos, son garantía de un correcto y duradero desempeño de los equipos productivos en una empresa.

AQUI: LIBROS Y CURSOS ONLINE SOBRE MANTENIMIENTO

Te podría interesar !!!

Deja una respuesta

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. royl cachi

    Quiero mejorar en la mecanica y aprender mucho mejor para seguir adelante en un futoro y para mi profecion gracias

    1. larry jose orellana miranda

      tengo cierto conocimientos de motores a gosoil pero quiero adquirir un poco mas sobres ellos