COMO EVITAR FALLAS IMPREVISTAS EN MAQUINARIA

Sin importar el tamaño de una empresa, siempre es una noticia desagradable para el Gerente o Jefe  de producción, el daño y consecuente salida de operación de un equipo productivo,  por alguna  falla grave  de sus componentes; parece que siempre ocurre cuando mas se esta requiriendo de ella.

Las grandes empresas en el campo de la Aviación, la Minería, el Petroleo, y en general aquellas donde el tiempo productivo de una máquina es crítico, tienen implementados programas estrictos de mantenimiento  que entre otras cosas predice en que momento, un componente de sus equipos requiere alguna intervención importante y de esta forma planean su reparación;  o disponen de un equipo similar que supla el que ha dejado de funcionar. Sin embargo ni aún así se puede garantizar una disponibilidad del 100%, existen fallas imprevistas por materiales defectuosos,  mano de obra mal ejecutada, problemas de logística, que perjudican la operación continua de un equipo.

En las empresas medianas y pequeñas,  con pocas excepciones, no existen sistemas de mantenimiento  sofisticados y es común que se produzcan con frecuencia paradas en los procesos  por fallas de los equipos claves,  causando efectos nefastos en los programas de producción, afectando  la rentabilidad y credibilidad de la organización.

Existen cuatro factores que inciden directamente en la ocurrencia de fallas imprevistas, estos son  :

Fin de la vida útil del equipo: Después de un cierto numero de horas de trabajo, una maquina comienza a presentar fallas que interfieren con su labor productiva, causan un aumento del costo de mantenimiento en mano de obra y repuestos y presentan riesgos para la seguridad de la operación; determinar el momento justo para sacarla de servicio es una labor de Gerencia que resulta  de  un análisis a fondo de  las variables involucradas. Todas las industrias tienen dentro de sus estándares una estimación de  la vida útil de los equipos; mientras  para una torre de enfriamiento de una refinería petrolera puede ser  30 años, para una Volqueta en la industria de construcción seria de 6,  este estimativo sirve como referencia pero finalmente la decisión depende de parámetros como el mantenimiento que ha recibido a lo largo de su vida y las condiciones de trabajo en que se ha desempeñado. Un indicio fuerte de que un equipo esta al limite de su vida util son las fallas de cierta gravedad que comienzan a hacerse continuas, afectando componentes principales ( motores, sistemas de transmision, estructuras, sistemas hidraulicos) . Siempre la primera opcion es reparar y continuar la operacion, sin embargo puede ser  el momento de hacer la evaluacion sobre la salida de servicio del equipo

Mantenimiento deficiente: No hay un factor que  afecte tanto el desempeño de un equipo  como la falta de mantenimiento ; por ejemplo:  el hecho de ampliar en horas la frecuencia para  el cambio de aceite al motor  puede a la postre reducir hasta en un 50% su vida útil; obviar por descuido o desidia el cambio de  un juego de correas en regular estado a un sistema de enfriamiento, puede desembocar en un recalentamiento del motor ocasionando una falla catastrófica. El hecho de tener un plan de mantenimiento preventivo  y ejecutarlo seriamente, contribuye enormemente a un buen desempeño mecánico que logre la funcionalidad plena a lo largo de su vida.

Mala operación : Sobrecargar un equipo buscando mayor rendimiento en la producción, dejar de hacer mantenimiento preventivo y correctivo buscando mas horas operativas,  operarios con poca o ninguna capacitación ni experiencia  que son menos costosos ; ocasionan daños prematuros y deterioro  rápido del equipo. Personal de producción capacitado y  responsable garantiza el exito de cualquier proceso.

Equipos no confiables: Definitivamente existe mucha diferencia entra marcas y fabricantes de maquinaria, si el objetivo es tener un trabajo a largo plazo con excelente desempeño y confiabilidad se tendrá que hacer una inversión en equipos de marca reconocida que garanticen  calidad, servicio postventa y disponibilidad de partes y mano de obra especializada.

Como se puede deducir, la duración y  desempeño de un equipo depende del cuidado que se le preste,  todos los factores son controlables  en un 99%  y  el propietario o gerente decide con que grado de compromiso asume este reto. Un adecuado programa de mantenimiento preventivo junto con la supervisión constante  de la operación que se ejecuta, aseguran la continuidad en la labor productiva de una manera eficiente..