En este momento estás viendo FALLAS  EN LAS MAQUINAS ? COMO EVITARLAS

FALLAS EN LAS MAQUINAS ? COMO EVITARLAS

  • Autor de la entrada:

Eres propietario, tienes a cargo el mantenimiento o eres operario de una maquina?. Quieres que siempre esté en condiciones óptimas para ejecutar su trabajo ?. Te explicaré en este artículo por qué si es posible reducir al mínimo las fallas en las máquinas. Así lograras una producción continua y constante, con los equipos en un alto grado de disponibilidad.

Sin importar el tamaño de una empresa, es una mala noticia  para el Jefe  de producción, el daño y salida de operación de un equipo productivo.  Parece que siempre las fallas en las  máquinas ocurren cuando mas se está requiriendo de ellas.

Las grandes empresas en el campo de la Aviación, la Minería, el Petróleo, y en aquellas donde el tiempo productivo de una máquina es crítico, tienen implementados programas estrictos de mantenimiento. Con esta herramienta se logra  predecir con mucha certeza en que momento, un componente de sus equipos requiere alguna intervención importante, para planear su reparación. También es viable disponer de un equipo similar que supla el que ha dejado de funcionar. Sin embargo ni aún así se puede garantizar una disponibilidad del 100%. Existen fallas imprevistas por materiales defectuosos,  mano de obra mal ejecutada, problemas de logística, que perjudican la operación continua de un equipo.

En las empresas medianas y pequeñas,  con pocas excepciones, no existen sistemas de mantenimiento  sofisticados y  es común que se produzcan con frecuencia paradas en los procesos  por fallas en las máquinas claves.  Esto causa  efectos nefastos en los programas de producción, afectando  la rentabilidad y credibilidad de la organización.

Existen cuatro factores que inciden directamente en la ocurrencia de fallas imprevistas, estos son  :

Vida útil del equipo

Después de un cierto numero de horas de trabajo, una máquina comienza a presentar fallas que interfieren con su labor productiva. A la vez, causan un aumento del costo de mantenimiento en mano de obra y repuestos y presentan riesgos para la seguridad de la operación. Determinar el momento justo para sacarla de servicio es una labor de Gerencia que resulta  de  un análisis a fondo de  las variables involucradas. Todas las industrias tienen dentro de sus estándares una estimación de  la vida útil de los equipos. Mientras  para una torre de enfriamiento de una refinería petrolera puede ser  30 años, para una Volqueta en la industria de construcción seria de 6. Este estimativo sirve como referencia pero finalmente la decisión depende de parámetros como el mantenimiento que ha recibido a lo largo de su vida y las condiciones de trabajo en que se ha desempeñado.

Un indicio fuerte de que un equipo esta al límite de su vida útil son las fallas de cierta gravedad que comienzan a hacerse continuas, afectando componentes principales ( motores, sistemas de transmisión, estructuras, sistemas hidráulicos) . Siempre la primera opción es reparar y continuar la operación, sin embargo puede ser  el momento de hacer la evaluación sobre la salida de servicio del equipo.

Mantenimiento deficiente

No hay un factor que  afecte tanto el desempeño de un equipo  como la falta de mantenimiento . Por ejemplo:  el hecho de ampliar sin razones válidas la frecuencia para  el cambio de aceite a un motor de combustión, puede a la postre reducir hasta en un 50% su vida útil. Obviar por descuido o desidia el cambio de  un juego de correas en regular estado a una bomba de refrigerante en un sistema de enfriamiento, puede desembocar en el recalentamiento del motor ocasionando una falla catastrófica. El hecho de tener un plan de mantenimiento preventivo  y ejecutarlo seriamente, contribuye enormemente al buen desempeño mecánico que logre la funcionalidad plena a lo largo de su vida.

Mala operación

Las siguientes prácticas son ejemplos de mala operación que ocasionan daños prematuros y deterioro acelerado en los equipos :

  • Sobrecargar un equipo buscando mayor rendimiento en la producción. Es común en plantas y equipos industriales, reformar o adaptar partes, que permitan aumentar la capacidad de procesamiento. Así se logra aumentar el rendimiento puntual en la producción, sin tener en cuenta el efecto catastrófico sobre la vida útil y la seguridad del equipo.
  • Dejar de hacer mantenimiento preventivo y correctivo buscando mas horas operativas. Debe existir una distribución clara sobre los tiempos para producir y para hacer mantenimiento. Por lo general cuando existe un plan de mantenimiento preventivo es fácil hacer la separación entre estos. También suele ocurrir la postergación de una reparación urgente ya identificada, esperando cumplir una meta de producción.
  • Operarios con poca o ninguna capacitación ni experiencia : Es una tendencia que ha venido acentuándose en los últimos años. Aunque el operario tenga un nivel de estudio adecuado, si no tiene experiencia, no es conveniente entregarle un equipo, hasta asegurar su destreza en la operación. Lo mismo ocurre cuando a operarios sin capacitación ni preparación, se asignan equipos que en apariencia son de fácil manejo.

Personal de producción capacitado y  responsable garantiza el éxito de cualquier proceso.

Equipos poco confiables

Es un hecho: Existe mucha diferencia entra marcas y fabricantes de maquinaria. Si el objetivo es tener un trabajo a largo plazo con excelente desempeño y confiabilidad, se tendrá que hacer una inversión en equipos de marca reconocida que garanticen  calidad, servicio postventa y disponibilidad de partes y mano de obra especializada.

Es usual cuando el equipo es importado y de un costo relativamente alto, conseguir en el mercado local piezas y partes más económicas que no son originales y cuya calidad es baja, ocasionando fallas repetitivas. Aunque por razones de costos es una alternativa válida en ciertas ocasiones, no debería volverse una costumbre.

En conclusión

Como se puede deducir, la duración y  desempeño de un equipo depende del cuidado que se le preste. Todos los factores son controlables  en un 95%  y  el propietario o gerente decide con que grado de compromiso asume este reto. Un adecuado programa de mantenimiento preventivo, una supervisión constante  de la operación que se ejecuta son  tareas que aseguran la continuidad en la labor productiva de una manera eficiente..

Deja una respuesta